¿Cuándo es momento de terminar tu revisión bibliográfica?

¿Cuándo es momento de terminar tu revisión bibliográfica?

Nunca, eso sería lo que te diría alguien que quisiera quitarte rápido de en medio. En cierta manera, razón no le falta, una revisión bibliográfica está en constante evolución: siempre hay detalles que pulir, estudios con los que complementar, información para contrastar… se podría decir que la búsqueda y análisis crítico del material científico termina cuando presentas o publicas definitivamente tu trabajo. Ahora bien,  ¿Es necesario estar buscando siempre datos nuevos y empachándote de información muchas veces innecesaria? ¿Tengo que llevar en todos los aspectos de mi investigación la revisión bibliográfica hasta el final? ¿Cuándo serían momentos adecuados para detener la búsqueda y análisis de información? En este artículo quiero mostrarte en qué momento debes detener tus revisiones bibliográficas para que seas más productivo en tu día a día como investigador.

terminar revisión bibliográfica

¿Qué es la revisión bibliográfica?

Si en este artículo vamos a hablar de revisión bibliográfica lo primero de todo es entender bien el concepto. Por su naturaleza una investigación siempre comienza con una pregunta, una duda importante que un científico tiene y desea resolver. La respuesta a dicha cuestión, como la conclusión a un argumento, no puede hacerse sin fundamento, es decir, tiene que basarse en datos y fuentes válidas. Si no se hace así, esta no sería adecuada porque la información de la que se deriva podría estar o verse manipulada.

Asimismo y a la hora de buscar información para resolver esa duda, un científico no puede quedarse únicamente con el primer resultado que aparezca en su buscador. Fíjate que si para realizar un estudio nos quedamos con unas pocas fuentes la posibilidad de obtener datos erróneos y poco exhaustivos es mucho mayor que si obtenemos información de muchas y la contrastamos críticamente para llegar a una conclusión clara sobre si los datos que vamos a usar tienen o no sentido.

En palabras simples, un investigador tiene que obtener y analizar toda la información posible que le permita justificar que tanto su pregunta, procedimientos, como la conclusión que obtenga tras realizar su estudio estén fundamentadas en datos válidos y tengan sentido dentro de lo ya existente.

Revisión bibliográfica:
Es la búsqueda y análisis crítico de información que permita desarrollar argumentos válidos que justifiquen la pregunta, procedimientos y conclusiones en una investigación.

¿Cómo se organiza y cuándo se debe terminar una revisión bibliográfica?

Una revisión bibliográfica puede hacerse tanto para escribir un simple artículo divulgativo en un blog como para respaldar un estudio o una tesis. En estos últimos, debido a su larga duración y por la gran cantidad de variables que son necesarias apoyar y justificar con datos válidos, es normal que las revisiones bibliográficas se extiendan hasta el fin del estudio en el que se incluyen y se realicen a la par que la redacción de la investigación.

Dada su complejidad, a lo largo del proceso es normal que la productividad del investigador decrezca. Esto puede deberse a lo que en psicología se conoce como implosión combinatoria, es decir, a que el tamaño del espacio de búsqueda (la cantidad de información posible que podríamos utilizar) aumenta exponencialmente a medida que se profundiza en los datos. Este fenómeno hace que muchas veces los investigadores por su espíritu curioso y perfeccionista pasen años saturándose de información totalmente innecesaria que ocasione un bloqueo mental que impida avanzar en la investigación y merme su motivación, curiosidad (aunque a veces aumente) y productividad. En mi caso te puedo decir que me ocurre en ocasiones con este blog, quizás sea esta una de las razones por la que hago posts tan largos y detallados. Cuanto más averiguo sobre un tema mayor cantidad de cabos quedan sueltos y más quiero precisar cosas que a ojos de los demás pueden tener nula importancia. Muchas veces incluso te llegas a preguntar ¿Cuándo debo de dejar de buscar información sobre esto? ¿Cuándo sé que no estoy perdiendo el tiempo? ¿Cómo sé que esto es o no relevante para mi estudio? ¿Cuándo es momento, en definitiva, de detenerme?

Como te he dicho, muchos te dirán que debes continuar analizando información hasta el final. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en el interior de una revisión bibliográfica hay a su vez muchas otras revisiones que tratan desde distintas perspectivas cada uno de los componentes de la pregunta inicial. Es decir, no es un proceso único, sino múltiple.  Si nos enfocamos en cada una de estas subrevisiones puede que algunas sea imprescindible trabajarlas hasta el final mientras que otras podemos darlas por finalizadas tras una breve búsqueda de información. Extendiéndonos hasta el final con asuntos innecesarios lo único que conseguiremos será perder un preciado tiempo que pudiéramos haber empleado para indagar más sobre aquellos puntos esenciales para nuestra investigación. Así pues y por motivos prácticos, se hace indispensable poner límites al tiempo que dedicamos en todas las tareas de nuestra investigación: una revisión bibliográfica debe llevarse hasta el final del estudio sólo en aquellos aspectos más relevantes para el objeto de tu investigación.

Para organizar correctamente una revisión bibliográfica y ser capaz de establecer límites adecuados, lo primero que se debería hacer es descomponer la pregunta inicial en numerosos interrogantes de menor tamaño. Realmente es mucho más motivador progresar solventando simples cuestiones que grandes problemas del tirón; aparentemente parece que avanzas más rápido, que estructuras mejor la información y que produces más fácilmente nuevas ideas con las que complementar tu estudio. Por ejemplo, si tu pregunta de investigación es ¿Existe relación entre el calentamiento global y la mayor presencia de hidrocarburos en el ambiente? tendríamos numerosas revisiones bibliográficas posibles con las que justificar la pregunta y las posibles conclusiones que se deriven de ella: ¿Cómo se ha definido hasta ahora el calentamiento global?; ¿Qué tipo de industrias son las que más emisiones de hidrocarburos provocan?; ¿Qué resultados han aportado otros estudios sobre el tema?; ¿Qué metodologías se han empleado hasta el momento para estudiar estos asuntos y cuáles han sido sus defectos y virtudes?… La revisión crítica de información relacionada con estas preguntas son pequeños pasos dados para dar una respuesta conjunta a la pregunta inicial.

revision-bibliografica

En cuanto a su importancia, algunas será esencial responderlas mientras que otras serán simples complementos prescindibles que ayuden a matizar lo relevante. Para una revisión crítica productiva propongo que primero se de respuesta a estas preguntas prioritarias (que descubrirás al poco tiempo de comenzar con la revisión bibliográfica) y posteriormente a las complementarias, al igual que en un dibujo primero se desarrollan los trazos gruesos y posteriormente los finos.

Llegará un momento en que te preguntes: ¿Cuándo dejo de investigar sobre esta subpregunta ya sea esencial o no para pasar a la siguiente? En este punto existen tres indicios que te permitirán ser consciente de que es momento de finalizar tu revisión bibliográfica sobre ese asunto:

  • La mayoría de las referencias presentes en los documentos pendientes de análisis ya han sido revisados, es decir, comienzas a andar en círculos.
  • Las principales ideas comienzan a repetirse aunque sea con distintas palabras.
  • Los puntos principales sobre esa cuestión han sido tratados en detalle y la mayoría de la información pendiente de revisión sólo supone un complemento a los datos esenciales. Si continuas encontrando puntos relevantes que abordar todavía no has terminado.

Nunca habrá momento ideal para terminar tu revisión bibliográfica, siempre podrás encontrar información útil. No obstante, a veces tras abordar lo importante, vale más pararse, razonar y decidir si merece la pena continuar sabiendo que la mayor parte de la información todavía sin revisar supondrá solo matices muchas veces prescindibles.

Adicionalmente a los indicios y para facilitar la decisión, es conveniente establecer un límite estricto de palabras por cada revisión bibliográfica desarrollada. La propia necesidad de sintetizar hará que te centres en lo más importante y evites añadir detalles innecesarios.

¿Hablamos?

Limitar el tiempo que dedicamos a nuestras tareas de investigación es de vital importancia para ser investigadores productivos. De la misma forma que sabemos qué, dónde y cómo buscar información también es necesario saber cuándo es momento de terminar de hacerlo. Ahora te toca a ti dar tu opinión: ¿Cuál es el momento ideal para ti para dar por terminada una revisión bibliográfica? ¿Qué indicadores utilizas tú para dar por terminada la búsqueda y análisis de información sobre una pregunta? ¿Cómo crees que se podrían desarrollar revisiones bibliográficas más productivas?

>