Crea el mejor abstract científico de tu vida en un santiamén

Crea el mejor abstract científico de tu vida en un santiamén

El abstract tal vez sea una de las secciones más importantes de un documento científico. Juega un rol muy importante tanto a la hora de informar como al atraer la atención. Escribir un abstract científico no es tarea fácil, requiere reconocer las ideas más importantes de tu investigación para expresarlas en aproximadamente 250 palabras. En este artículo y por esta razón, te voy a enseñar cómo puedes hacer uno de los mejores abstracts de tu vida en un momento siguiendo los pasos que te propongo. ¿Te atreves?

abstract científico

¿Qué es un abstract científico?

Antes de saber cómo construir uno debemos saber qué es y para qué sirve. Abstract es un término que proviene del Latín “Abstractum” y que hace referencia a una forma condensada de un texto. Técnicamente un abstract es un conjunto de enunciados breves y organizados (en general de 150 a 350 palabras)  que describen, sintetizan y representan exhaustivamente las principales ideas de un trabajo científico más grande.

Esencialmente cumple dos funciones: en primer lugar, permite informar y tomar decisiones sobre los contenidos de un determinado texto científico y, por otro lado, permiten posicionar los documentos científicos en bases de datos. Normalmente precede a la introducción de un documento de investigación; sin embargo, debe poder sostenerse y comprenderse de forma aislada y con independencia al texto original.

¿Es importante un abstract?

Si estás leyendo este blog es probable que seas un investigador o bien pretendas serlo en algún futuro. Como sabrás, a la hora de leer un artículo científico normalmente se leen en primer lugar y por cuestiones de tiempo el abstract, la introducción, la discusión y las conclusiones. Estas tres secciones permiten tener una perspectiva general del texto que tienes frente a ti y averiguar si merece la pena profundizar más en su lectura. De todas estas áreas el abstract es quizás la más importante. ¿Por qué?

En primer lugar, tras el título (El arte de escribir títulos de artículos científicos memorables) es lo primero que lee una persona y donde juzga y decide su interés por descargar tu paper, acudir o aceptar tu ponencia o bien tomar una decisión económica. De otra forma, un abstract es un “medio publicitario” que ayuda no sólo a atraer la atención e informar fielmente del contenido de un texto científico sino también a mejorar el posicionamiento de tu documento en los resultados de una búsqueda bibliográfica gracias a proporción de palabras clave. En síntesis, un abstract es en general lo último que se escribe al redactar un documento científico pero también la primera impresión que recibe un lector potencial y por esta razón, es la parte donde más deberías esforzarte.

¿Qué tipos de abstract científico existen?

Principalmente existen dos tipos de abstract con componentes y objetivos distintos: los descriptivos e informativos.

Abstract descriptivo:
Describe el tipo de información que se encuentra en un trabajo. No juzga ni proporciona los resultados, conclusiones ni recomendaciones del trabajo. Describe los puntos principales de un texto científico e incorpora esencialmente las palabras clave, el marco en el que se sitúa, el propósito e interés del estudio y un vistazo general a los contenidos (que no siempre incluye). Se considera en ocasiones como parte del trabajo introductoria más que un sumario que se sustenta por si mismo. Son muy breves (de 100 palabras o menos). Se usan en humanidades y ciencias sociales

Abstract informativo:
La mayoría de los abstracts son de este tipo. Son moderadamente evaluativos, es decir, se incluye la importancia de la investigación, evidencia presente, propósito, argumentos principales, método, los resultados, conclusiones y recomendaciones del autor de la investigación. Es decir, hace un repaso general de las ideas esenciales de cada sección de un texto científico. Normalmente no supera el 10% de la longitud del documento (sobre 200 palabras más o menos). Se usan en otro tipo de ciencias e ingenierias.

Planificando tu abstract

Ya conoces que es un abstract científico, su importancia y sus dos clases principales. Llegó la hora de ponernos en marcha para construir el mejor abstract de tu vida. ¿Por dónde empezar?

En primer lugar, te aconsejaría que tuvieses claro cuáles son tus pretensiones. Normalmente los abstracts científicos se llevan a cabo por los siguientes motivos:

  • Enviar tu artículo a una revista científica.
  • Solicitar una beca o subvención. (Nota: una propuesta de investigación no es exactamente un abstract tal y como veremos en siguientes artículos. Tiene sus peculiaridades; sin embargo, comparte muchos elementos con este).
  • Escribir una propuesta para hacer un libro o capítulo
  • Para completar tu tesis o tesina.
  • Para solicitar presentar tu investigación en una conferencia.
  • Como medio de aprendizaje para tener claras las ideas expuestas en tu investigación.

Dependiendo de tu objetivo, tu abstract deberá centrarse más en unos aspectos que en otros y estará limitado por ciertos factores. Por ejemplo, a pesar de que no sea del todo correcto, a menudo, los abstracts presentados a las conferencias se basan en resultados preliminares. Esto repercutirá en el tipo de expresiones utilizadas. De otra forma, los abstracts destinados a beca o subvenciones se desarrollarán más sobre las conclusiones y posibles implicaciones del trabajo y un abstract que uses como medio de aprendizaje quizás no tenga que tener una estructura tan rígida. Es definitiva, tus propósitos y contexto determinarán la estructura y forma de tu abstract científico.

abstract-cientifico-limitesEn segundo lugar, debes averiguar cuales son las limitaciones y reglas a las que te expones. Cada institución o evento al que desees enviar tu abstract tendrá una serie de normas de estructura como de extensión de los abstracts enviados. Tienes que ser consciente de que debes atenerte estrictamente a estos criterios. No suele haber excepciones así que merece la pena que desde el principio cumplas con lo exigido.

Como tercer paso tienes que conocer a tu audiencia. Nunca dejaré de comentar lo importante que es este factor. Debes conocer a tu audiencia para ajustarte lo más posible a sus necesidades y deseos. Ten en cuenta, a pesar de esto, que tu abstract no siempre irá dirigido a una audiencia experta sino que también deberá ser comprensible para el público general. De esta manera, aseguras que las dos audiencias se sienten satisfechas y podrás obtener más éxitos con tus abstracts.

En cuarto lugar y una vez sabes cuales son tus propósitos, tus objetivos y audiencia, sea cual sea tu meta tienes que conocer las ideas principales de tu trabajo. Quizás esta sea la parte más difícil de la planificación, una investigación con muchos resultados y una gran metodología puede ser compleja de sintetizar. Para que te sea más fácil conseguirlo te propongo dos estrategias.

Estrategias de síntesis:
Copiar y pegar: Lee el artículo completo, resalta las frases y enunciados clave (a ser posible máximo una linea por párrafo o cada 5 lineas) de cada sección, corta y pega estas frases en un nuevo documento e intenta reescribirlas con tus palabras para crear párrafos únicos y cohesionados. Si tus resultados son cuantitativos selecciona aquellos hallazgos que crees que podrían interesar a un potencial lector que estuviese buscando un artículo como el tuyo.

Sin mirar atrás: Esta técnica va a depender de tu capacidad de síntesis sin apoyo externo. A veces nuestro filtro cognitivo es suficiente para hacer un buen trabajo. Lee el texto completo atentamente, pon el trabajo a un lado y en un nuevo papel escribe lo que recuerdes de cada una de sus secciones. La ventaja de este método es que sólo recordarás las ideas principales que posteriormente podrás matizar revisando de nuevo el trabajo.

No te preocupes si los textos obtenidos mediante estas tácticas son un poco extensos. A veces vale más tener mucho texto sobre el que trabajar y reducir, que poco y que ampliar. Una vez tienes un texto con las ideas principales de tu investigación tienes que tratar de ajustarlo para tus propósitos. Generalmente tu objetivo será redactar un escrito de entorno a 250 palabras qué sea la síntesis de una investigación. Por esta razón, llega la hora de saber cómo se debe subdividir y estructurar este de forma adecuada según la importancia relativa de cada sección.

Ejemplo de estructura de un abstract

¿Qué debe incluir un abstract científico? Un abstract debe seguir por riguroso orden la estructura de tu trabajo. Es decir, si tu trabajo se estructura así: Introducción, Material y métodos, Discusión, Conclusiones; tu abstract también deberá seguir la misma secuencia. A lo largo de estos subapartados un científico debería ser capaz de responder a 4 preguntas: ¿Por qué se hizo el estudio? ¿Qué y cómo se hizo? ¿Qué se encontró? ¿Qué significan esos hallazgos y qué impacto tienen? Los abstracts informativos suelen seguir esta estructura y dado que son los más comunes me limitaré a esta secuencia. Te sugeriría que respondieses a las preguntas que te planteo para cada sección del abstract científico. De esta manera, te será mucho más fácil dar forma a las ideas obtenidas en la fase previa de forma descriptiva pero concisa.

Introducción (2 o 3 frases / 10 - 15% del abstract):
  • Marco (Opcional): ¿Qué se ha hecho hasta el momento? ¿Qué no se ha hecho?
  • Motivos (Opcional): ¿Cuál es el motivo por haber investigado X factor?
  • Razones:  ¿Cuál es la importancia de la investigación? ¿Por qué un lector estaría interesado en leer el trabajo completo? ¿Qué le motivaría?
  • Problema: ¿Cuál es el problema que trata de resolver este trabajo? ¿Cuál es el objetivo del proyecto? ¿Cuál es el argumento/hipótesis principal?
Objetivos (opcional):
Algunas organizaciones solicitan incluir una sección de objetivos entre la introducción y metodología. Recuerda mirar siempre los requisitos de cada institución o evento para tu abstract. Una posible pregunta sería: ¿Qué se pretende conseguir con esta investigación?
Metodología (La segunda parte más importante / 30 - 40% del abstract):
  • Diseño: ¿Qué tipo de estudio es: cualitativo, analítico, descriptivo, exploratorio, correlacional…? ¿Qué variables se estudiarán? ¿Cómo se distribuyeron los sujetos? ¿Qué grupos hubo?
  • Muestra: ¿Cuál fue el tamaño de la muestra o población? ¿Con cuantos participantes se contaba? ¿De donde procedían? ¿Cómo se accedió a ellos? ¿Cómo se dividían? ¿Qué tratamiento recibió cada grupo?
  • Materiales (Opcional): ¿Qué material se utilizó para alcanzar los objetivos del estudio? ¿Qué instrumentos? ¿Qué métodos estadísticos se utilizaron? ¿Qué software se usó?
  • Procedimiento: ¿Qué se hizo para obtener estos resultados? ¿Cómo se emplearon los instrumentos en este proceso? ¿Cuáles fueron los pasos que se tomaron secuencialmente?
Resultados (La sección más extensa e importante del abstract / 30 - 40% del abstract):
¿Qué resultados se obtuvieron mediante el procedimiento y metodología aplicadas? ¿Qué tendencias hubo? ¿Son significativas? ¿Hubo cambios? ¿En qué medida?
Conclusiones (1-2 frases / 10% del abstract):

¿Se cumplieron los objetivos del estudio? ¿Y las hipótesis? ¿Cual es la significación del estudio? ¿Y la de tu resultado principal? ¿Cuáles fueron resultados inesperados? ¿Por qué son útiles estos resultados? ¿Son generalizables estos resultados? ¿Qué aportan estos hallazgos a la comprensión de X? ¿Por qué sería importante seguir avanzando en este campo?

  • Limitaciones (Opcional): ¿Cuáles han sido las debilidades de este estudio? ¿Por qué?
  • Recomendaciones (Opcional): ¿Qué cambios deberían ser implementados como resultado de los resultados de los hallazgos del trabajo? ¿Qué se debería estudiar en un futuro?
  • Implicaciones prácticas (Opcional): ¿Qué impacto funcional tendrá esta investigación? ¿Cómo permitirá mejorar la práctica de X?
  • Implicaciones sociales (Opcional): ¿Cuál es el impacto de esta investigación en la sociedad? ¿Qué factores permitirá mejorar? ¿En qué medida mejorará la calidad de vida?
  • Originalidad (Opcional): ¿Qué novedades se han incorporado a este estudio? ¿En qué se diferencia del resto de investigaciones diseñadas hasta la fecha? ¿Cuál es su valor diferencial?
Palabras clave:
5 o 6 máximo ¿Qué palabras concretas permitirían a alguien encontrar tu artículo? ¿Cuáles son los conceptos más relevantes de tu investigación?

Redactando tu abstract

Si ya has respondido a estas preguntas lo más probable es que tengas un texto que supera con creces 250 palabras. No importa que en un principio esté mal redactado, tenga faltas de ortografía, fallos gramaticales, problemas de estructura… A continuación, corregirás todos estos factores.  Tienes que intentar sintetizar eliminado aquellos enunciados que pienses que no interesarían a tu audiencia. Si te resulta complicado unir todas las frases recuerda que puedes descargar gratuitamente “5000 frases precocinadas para textos científicos” que te permitirá agilizar rápidamente la redacción de un abstract científico.

 

redacción científica

A la hora de redactar y sintetizar más aún tu abstract debes tener en cuenta una serie de aspectos. A continuación, te expongo una lista de los más importantes. Lee esta lista como si fuese un checklist, si cumple todos estos requisitos estáte por seguro que será uno de los mejores abstracts que has hecho hasta la fecha.

  1. Palabras clave en una proporción de 1-3%: Tras haber elegido las mejores palabras clave posible tienes que disponerlas en la proporción adecuada de tal manera que den relevancia y permitan posicionar mejor tu investigación. No olvides de usar sinónimos tras haber utilizado como mínimo un 1% tu palabra clave en el texto. 
  2. No incluyas citaciones ni bibliografía en tu abstract científico: Como norma general un abstract no incluye bibliografía a menos que sea especialmente importante.
  3. Lenguaje no demasiado técnico: Al contrario que en otros ámbitos tu abstract debe tratar de alcanzar la máxima audiencia posible tanto experta como profana. Por esta razón, usa un lenguaje no demasiado técnico, claro y conciso.
  4. No definas conceptos: Para eso ya está el documento original.
  5. No incluyas información que no está en tu estudio: Tu abstract deberá ser lo más representativo posible de lo que alguien podrá encontrarse en tu paper. No añadas nada que no esté escrito en él.
  6. Lo relevante antes que lo irrelevante: La mayoría de las veces los abstracts se leen de pasada por lo que tan sólo tienes 2 segundos para captar la atención. Si tu objetivo es que otros investigadores lean tu artículo deberás darles lo que quieren cuanto antes. Con este objeto, incluye cuanto antes la información más relevante de tu estudio y que crees que a otros científicos les gustaría encontrar. 
  7. No repitas el título en el texto: Tu abstract tiene que ser independiente y “exclusivo”, no vuelvas a incluir el título en el contenido de tu abstract.
  8. Evita las primeras personas del singular y del plural: En tercera persona mejor que en primera.
  9. No uses acrónimos, abreviaciones ni siglas: No te recomiendo usar abreviaciones; sin embargo, puede que en ocasiones sea necesario ya que el concepto abreviado sea una palabra clave (ej. TDAH) y por espacio. En este caso, recuerda que la primera vez que enuncies un acrónimo deberá estar especificado qué significa.
  10. Usa nombres genéricos: No uses nombres de marcas comerciales, usa nombres genéricos.
  11. De lo viejo a lo nuevo: Guía a tus lectores como si de una historia se tratase.
  12. Resultados exactos: Evita dar los resultados de forma subjetivo con expresiones como “mucho”, “muy”, “significativo”. Da cifras exactas y recuerda siempre poner las unidades de medida.
  13. Escribe tu abstract nada más acabar tu artículo: Para que las técnicas de síntesis que te propuse anteriormente funcionen mejor es conveniente tener las ideas recientes; por lo tanto, escribe el abstract una vez hayas acabado con tu artículo. No lo dejes pasar, tu abstract científico tendrá mayor calidad.
  14. Nunca proporciones información confidencial: No te busques un problema y evita proporcionar datos confidenciales.
  15. Pide opinión: Cuando escribes contenido científico llega un momento que tu cabeza no da para más y por más que leas una y otra vez tu material no detectas ningún fallos. Para esto se hace indispensable que alguien colabore contigo en la revisión del abstract. Pídele que lo critique, aprenderás mucho más que con la benevolencia.
  16. Buena ortografía y gramática: Ni que decir tiene que esto debe estar perfecto.
  17. Usa la economía del lenguaje: Evita los intensificadores, las subordinadas, nominalizaciones…
  18. Completo, conciso, claro y cohesionado: Tu abstract debe estar lo suficientemente detallado pero bien sintetizado; por otro lado, debe ser claro y no dar lugar a dudas mientras que su estructura está bien enlazada.
  19. Al grano: No te vayas por las ramas con expresiones innecesarias (Ej. En este estudio se ha concluido…; como se ha visto en la metodología,…; a lo largo de esta investigación…), eso va de cajón.
  20. Voz activa: Enunciados en forma activa mejor que pasiva. No obstante, va en gustos.
  21. No uses figuras: Los abstracts no incluyen gráficas, tablas, diagramas, ecuaciones…
  22. Tu abstract tiene que funcionar de forma independiente: Tu abstract tiene que poder sostenerse por si mismo sin apoyo del texto completo.
  23. Cumple las normas: Si tienes restricciones impuestas de forma externa, cúmplelas al 100%.
  24. Misma estructura que tu estudio: Sigue la misma secuencia de apartados que en tu investigación original.
  25. Longitud de entorno a 250 palabras: Normalmente esta será la extensión adecuada si no hay imposiciones. De otra forma, si tienes dudas puedes tener en cuenta la siguiente información:
  • Para un editorial o carta al director: 30 palabras o menos
  • Para una comunicación breve: 100 palabras o menos
  • Para un documento o artículo breve: 150 – 200 palabras o menos
  • Para un documento o artículo largo como para un capítulo de un libro: 250 palabras o menos
  • Para tesis o libros: 300 palabras o menos

¿Hablamos?

Escribir un abstract científico de calidad requiere de práctica; sin embargo, tal vez lo tengas más fácil gracias a este artículo.  En el s. XVII, el matemático, filósofo y escritor francés Blaise Pascal escribió una carta que incluía una frase que a mí me gusta recordar y que muestra lo difícil que es, en ocasiones, saber sintetizar:

Blaise Pascal seguro que estaría encantado de formarse y evolucionar como científico. Si tu también quieres hacerlo te animo a que te suscribas a NeoScientia en el formulario de más abajo. Estoy seguro de que no te arrepentirás.

>