Cómo elegir un problema de investigación sin perder la cabeza

Cómo elegir un problema de investigación sin perder la cabeza

Llegó la hora de escoger un buen problema de investigación para tu estudio. Probablemente hayas encontrado una temática que te llama la atención y ya estés pensando en resolver los problemas concretos que surgen en esta. Si todavía no sabes qué área es la que más te apasiona, te sugiero que leas con atención el anterior artículo de esta serie: Encuentra tu tema de investigación científica de una vez por todas,que te permitirá identificar rápidamente las temáticas y subtemáticas más relevantes para ti a la hora de realizar una investigación científica. En este artículo, aprenderás a generar problemas y preguntas de investigación y filtrarlas en base a 15 factores para elegir aquella cuestión que sentará las bases de un buen trabajo científico.

problema investigación

Generando problemas y preguntas de investigación

Lo primero de todo, me gustaría recordar brevemente lo que hicimos en el anterior artículo de la serie: Encuentra tu tema de investigación científica de una vez por todas. Creo que el qué no lo haya leído puede tener problemas a la hora de entender qué estamos haciendo y por qué lo hacemos. El post de hoy es una entrada importantísima para todo aquel que quiera comenzar un proyecto de investigación pero no sepa cómo afrontar los primeros obstáculos. No me gustaría crear un artículo sin pies ni cabeza así que, brevemente, recordamos:

En el anterior artículo...
  • Descubriste cuál es el proceso para generar la pregunta adecuada para tu investigación.
  • Conociste la importancia de no tener miedo a equivocarte y acabaste con los temores que te asaltaban a la hora de dar tus primeros pasos en el mundo de la investigación científica.
  • Aprendiste que la pasión es el factor más importante a la hora de hacer un buen trabajo científico.
  • Hallaste tus pasiones vitales con el método del análisis factorial de hobbies e intereses.
  • Exploraste tus pasiones vitales reveladas en el punto anterior desde el marco de tu área de investigación.
  • Destapaste los distintos subtemas de investigación posibles en base a tus inclinaciones y conocimientos.

En el último punto del anterior artículo habíamos generado subtemas donde podría ser interesante estudiar desde la perspectiva de tu área de investigación. En mi caso me gusta la neurociencia y la tecnología (entre otras cosas). Combinando estas dos grandes áreas podríamos encontrar subtemas como la neurociencia cognitiva computacional, el modelado cognitivo, la inteligencia artificial… Ahora bien, son campos muy amplios y necesitas limitar tus intereses y habilidades a resolver problemas en nichos muy concretos.

¿Cómo puedes descubrir necesidades que merecen la pena ser resueltas o investigadas? Desgraciadamente no hay un método concreto; el 90% de tus resultados dependen de tu capacidad de observación y creatividad. Lo mejor que te puedo ofrecer para superar con éxito esta resistencia son unos cuantos trucos que te permitirán acelerar el proceso.

Hace poco me dio por leer unos cuantos libros de aprendizaje veloz. Siempre me ha apasionado aprender sobre multitud de cosas así que quería incrementar mi eficiencia. A raíz de estas lecturas, llegué a la conclusión de que con el 20% de lo que hacemos alcanzamos el 80% de nuestros resultados; es lo que se conoce en productividad como Principio de Pareto. Por esta razón y para que no pierdas el tiempo, lo primero que debes hacer es leer los escritos más relevantes de esas áreas para así encontrar agujeros que rellenar en la literatura científica.

Normalmente, hay abundante cantidad de información así que ¿qué debo leer? En mi opinión, la forma más rápida de aprender sobre un campo particular son los libros (olvídate de los artículos científicos por ahora). Los libros abordan y sintetizan la información más relevante que puedes encontrar. ¿Si alguien hizo ya el trabajo de resumir por qué perder el tiempo buscándola tu mismo en esta primera fase? Personalmente me gusta mucho fijarme en las críticas de Amazon.com (siempre en la versión inglesa, tiene un mayor número). Según la cantidad de valoraciones, la calidad de las críticas y la puntuación obtenida escojo los 3 libros más relevantes de la temática y por supuesto los leo. No es tarea fácil, estamos hablando de encontrar la pregunta IDEAL así que lleva tiempo.

Amazon

También puedes obtener información sobre las necesidades pendientes de resolver en otros lugares: periódicos (las últimas tendencias en tu campo), artículos científicos (preferentemente aquellos que son referenciados por los libros elegidos), expertos (no hay nada como la visión de un profesional ya consumado en su campo), revisiones, metaestudios o estudios del arte (resumen y sintetizan también muy bien la información), blogs (en habla inglesa encontrarás muchísimo más), seminarios…

Como recomendación, te sugiero que, en la medida de lo posible (hay temáticas de investigación en las que es muy dificil), trates de aplicar tus conocimientos para la solución de problemas de TU día a día. No hay nada como ser tu propio objeto de investigación. Te mantendrá motivado y podrás encontrar más fácilmente ideas originales que llevar a cabo. Con una rutina diaria de autobservación será coser y cantar. Recuerda siempre anotar tus ideas, imprescindible.

Conocer de forma básica el contexto en el que te quieres mover te permitirá cruzar más fácilmente ideas que te conduzcan a grandes preguntas de investigación. Y es que, la creatividad, no surge de forma espontánea sino en base a tus conocimientos y experiencia.Si eres de las personas a las que les cuesta generar ideas, te planteo distintas estructuras que puedes utilizar para formular tus primeras preguntas de investigación acerca de los problemas que deseas resolver.

Nota: Si te das cuenta existe una diferencia clave entre problema y pregunta de investigación. Los primeros van en forma enunciativa (ej. “El bolígrafo se cayo al suelo y hay que recogerlo”) y las segundas en forma interrogativa (“¿De qué formas podría recoger el bolígrafo del suelo?”, “¿Sería más eficaz recoger un bolígrafo con la mano o con una grúa?”, “¿Cuál es la causa de que haya caído al suelo? ¿Podríamos evitar que vuelva a caer?”). Ejemplos muy tontos pero en los que se puede apreciar muy bien la diferencia. Por otro lado, un problema de investigación puede ser explorado con múltiples preguntas de investigación como puedes observar.

Estructuras posibles para tus preguntas iniciales de investigación:
  • ¿Qué pasaría si aplicase X en Y?
  • ¿Se podría utilizar X método para resolver Y?
  • ¿Existe relación entre X e Y?
  • ¿Cuál es la causa u origen de X?
  • ¿Si combinásemos X con Y obtendríamos los resultados Z?
  • ¿Podría incrementar o reducir X con la ayuda de Z?

Factores que influyen en el filtrado de tus problemas de investigación

Tras unas semanas de observación tu almacén de ideas estará a rebosar. Algunos miembros de la comunidad me han preguntado por email cómo podrían filtrar una gran cantidad de proyectos para quedarse únicamente con el mejor. En este apartado veremos como solucionar esta resistencia. Te proporcionaré además una herramienta con la que podrás realizar rápidamente esta labor.

Lo primero de todo y antes de cribar es conocer los distintos factores que afectan a la calidad de un problema y pregunta de investigación dependiendo de tu situación actual:

Conocimiento de la temática: El primer factor que deberás tener en cuenta son tus conocimientos de la temática. Si estás comenzando a introducirte en un campo no pretendas cambiar el mundo de primeras, céntrate en maximizar tu tiempo de aprendizaje y obtener resultados rápidos que te motiven a continuar investigando. En otro sentido, si no tienes experiencia averigua como puedes adquirir unos conocimientos mínimos para poder introducirte sin problemática en el estudio de esta. Te sugiero que leas el siguiente paper llamado “How to choose a good scientific problem”, es muy interesante y te da pistas sobre que clase de problema de investigación elegir dependiendo de si eres predoctorado, postdoctorado o científico instaurado.

Problemas de investigación 2

Gráficos extraídos del citado artículo

Importante y significativo en tu área de investigación: Creo que ha quedado claro que has de seguir tu pasión. Sin embargo, no te puedes limitar sólo a eso. Quien determinará en último lugar si tu trabajo merece la pena ser valorado es la comunidad científica y la magnitud del problema al que te enfrentas. Por esta razón, tu labor debe resolver o aportar conocimiento sobre una problemática importante en tu campo de investigación. Debe cubrir los huecos existentes en el conocimiento y la literatura científica presente. No obstante, no hagas una investigación sólo por agradar a otros profesionales. Recuerda que muchos de los grandes descubrimientos fueron rechazados en algún momento por la comunidad científica. Da prioridad a la relevancia del problema y lo que aportas.

Viabilidad: Piensa siempre en las tres siguientes palabras: Recursos, recursos, recursos. Limita tu investigación a los recursos que posees, no al revés. La calidad de una investigación está muchas veces definida por la cantidad de cosas que dejas fuera. Frecuentemente, al comenzar un estudio nos damos cuenta de que carecemos de recursos económicos, materiales, personales, temporales, de conocimiento, de información… El resultado es que no continuamos y perdemos un tiempo que pudiéramos haber empleado en otros proyectos más factibles. Recuerda la siguiente frase: La mejor investigación es aquella que se termina.

Asentimiento político: Muchos investigadores no tienen en cuenta lo que el poder político representa. Es un grupo que probablemente no tenga muchos conocimientos en lo que a ciencia se refiere (generalizando); sin embargo, al fin y al cabo es el que distribuye el dinero y otro tipo de recursos. Nuestro proyecto obtendrá más apoyo cuanto más se ajuste a lo buscado por el sector político y de la comunicación. Lo que atrae principalmente a estos grupos es algo que les permita alcanzar rápidamente sus intereses como por ejemplo, la aplicabilidad inmediata o potenciales resultados atractivos. Las investigaciones necesarias para el avance de la sociedad no se pueden limitar a esto pero los científicos que las dirigen deben saber venderlas de tal manera que sean atractivas para estos sectores.

Aplicabilidad práctica: Una investigación recibirá tanto más apoyo cuanto más potencial de aplicación tenga; más recursos permita ahorrar o más contribuya al desarrollo de estudios potencialmente prácticos. Si crees que tu trabajo es totalmente teórico busca la forma de promocionarlo en función de los avances funcionales que permitiría.

Urgencia: Está relacionado con la importancia de la investigación pero ojo, no es lo mismo. A veces lo urgente no es importante y lo importante no es urgente. Urgente quiere decir que tiene que ser resuelto ya mismo: ¿Le corre prisa a la comunidad científica?. A pesar de esto, si cumple los dos aspectos da por seguro que es una propuesta.

Urgente

Ética: El problema de investigación y la forma en que deseas resolverlo debe ser ético, respetar los principios hipocráticos y derechos humanos. Sin estas tres características descártalo sin dudar.

Diferenciación y originalidad: Llegamos a uno de los puntos más importantes y que más me gustan. Primero, la diferenciación y originalidad necesaria depende de cuál sea el propósito de tu estudio. Si lo que pretendes es terminar un trabajo de fin de grado, fin de master o tesis doctoral en los que tienes que demostrar tu competencia investigadora te conviene asegurar y tomar menos riesgos. Eso no quiere decir que no tengas que presentar algo novedoso sino que no trates de descubrir la teoría de la relatividad. Busca algo simple, atractivo y con un aporte novedoso. De hecho, te propongo que diversifiques (como si de inversión se tratase) y mantengas una cartera de proyectos de bajo riesgo, riesgo intermedio y alto riesgo en menor medida. De esta forma, podrás tener asegurado un resultado mínimo y optar también a “dar un pelotazo” científico si es lo que deseas. Quizás todo esto se vea mejor con los gráficos que te expongo a continuación:

Mercados

¿Qué significa esta imagen? En primer lugar, decirte que lo que te voy a comentar está basado en lo que yo conozco del mercado empresarial y de las técnicas de innovación existentes en el sector. Los dólares de la imagen podrías sustituirlos por relevancia ya que la gráfica es totalmente aplicable al ámbito científico.

Como vimos en el primer artículo de la serie, muchas áreas de investigación están saturadas de información. Lo que representa este exceso de información (en comparación con otros ámbitos) es la dificultad del problema principal al que se enfrenta la comunidad científica. Obviamente todo conocimiento es importante, y si tiene que estar saturado de información —siempre y cuando no cause ruido—, que lo esté. Sin embargo, aquí estamos hablando de diferenciación y originalidad y cuantos más científicos haya en un campo y más información relevante haya, más costará destacar. Es lo que en el ámbito del emprendimiento se denomina océano rojo. Cuando realizamos una investigación en uno de estos océanos su impacto será ínfimo (linea roja) ya que hay una “competencia” feroz instaurada que lucha por destacar y hacerse con los pocos recursos existentes.

A pesar de esto, existe una opción alternativa y que puedes utilizar para hacerte un hueco en la comunidad científica. Se trata de la estrategia del océano azul consistente en explorar más allá de la demanda científica existente y posicionar tu labor o problema de investigación en un campo donde no se haya estudiado antes o haya muy pocos expertos. El potencial impacto (linea azul) es muchísimo mayor pero sus riesgos también lo son. Si estás empezando en este mundillo busca un punto intermedio. Posiciona tu problema de investigación en un ámbito muy específico, con pocos científicos relevantes instaurados pero asegurando que tengas suficiente información y apoyo como para poder crear un trabajo riguroso y de calidad.

Ausencia de duplicación: Obviamente trata de no hacer lo mismo que otros y si lo haces aporta siempre algo nuevo y relevante.

Conocimiento del tema por tu tutor: Los que tengan que hacer una investigación para alcanzar un determinado grado académico deberán asegurarse de que su tutor conozca el contexto de su problema de investigación. De esta manera, podrá asesorarles, guiarles y motivarles de la forma más conveniente para realizar un buen proyecto.

Opinión de tu supervisor y equipo: Como te dije en el anterior artículo, vale más que discutas con tu supervisor (si es que tienes) posibles temas de investigación que tu hayas creado que te los sugiera el mismo. No obstante, has de tener muy en cuenta su opinión a la hora de realizar tu proyecto. Piensa que él también deberá estar motivado durante el tiempo que dure tu investigación para así poderte brindar un mejor apoyo. De otra forma, si él está metido de lleno en el campo le será más fácil saber lo que puede ser relevante y lo que no. Recuerda, es un factor importante a evaluar. Estáte abierto a las opiniones (siempre y cuando sean constructivas) y no te enamores de tu idea inicial, irá cambiando.

Relevancia futura: Con relevancia futura me refiero a qué repercusión tendrá tu trabajo en futuras investigaciones de tu campo. ¿Cambiará en algo tu investigación la forma de ver un problema? ¿Podrás hacer más estudios a raíz de los resultados obtenidos? Muchas veces es difícil de saber y sólo se averiguará años después de realizar una investigación. Hacer una aproximación hará que valores mejor las distintas cuestiones y problemas de investigación.

Amplitud y generalidad: Un problema de investigación no es ni tan general como una temática o subtemática ni tan concreto como una pregunta de investigación. Los problemas de investigación y preguntas iniciales asociadas deben tener un nivel de definición medio. ¿Por qué? En primer lugar, un problema de investigación puede ser explorado a través de varias investigaciones distintas. Podríamos decir que un problema se puede abordar con varias preguntas de investigación. Si especificas mucho en esta fase limitas tus posibilidades. Además, si limitas demasiado tu investigación podrás encontrarte con que no hay información suficiente y te veas obligado a tener que modificar tu planteamiento tras meses de investigación. Cuidado con esto .

Financiación: La posibilidad de financiación vendrá dada por la presencia de los otros factores: la aplicabilidad, el asentimiento político, la urgencia y relevancia y la viabilidad.

Orientado a tu profesión futura: Especialmente dirigido a aquellos que no tengan todavía creada una imagen en el mundo de la investigación científica. Tu trabajo de grado, master y doctorado influirá en los posibles puestos de trabajo y posiciones que puedas alcanzar en un futuro. Por tanto, antes incluso de preguntarte acerca de cuál es tu pregunta de investigación deberías hacerte otra cuestión ¿A qué me quiero dedicar el resto de mi vida? ¿Qué posiciones laborales encajarían con mis intereses? ¿Si crease una empresa de qué sería? Tienes que elegir un problema que te permita alcanzar tus metas y sueños más fácilmente.

Una sencilla herramienta para el filtrado

Herramienta

Conocidas las variables que intervienen en el proceso de elección, deberás calificar cada una de ellas para posteriormente poder establecer un ranking según la relevancia general de cada uno de los problemas.

He creado una sencilla plantilla que te permitirá acelerar el proceso de de filtrado asumiendo que todos los factores son igual de relevantes —para no complicar más las cosas.

Te sugiero que puntúes en una escala de 3. Es decir, 0 nulo; 1 adecuado y 2 muy adecuado. Limitando tus posibilidades te será más fácil asignar una puntuación a cada uno de los factores.

Una vez has calificado todas las variables por cada problema o pregunta inicial de investigación, suma las puntuaciones y ordénalos de mayor a menor puntuación final en el apartado Ranking. Habrás encontrado cuál es probablemente tu mejor cuestión de investigación.

Herramienta de filtrado

¿Hablamos?

En el artículo de hoy has comprendido la importancia de encontrar problemas que resolver en tus áreas de interés. Tus artículos e investigaciones serán de mayor calidad cuanto mayor sea tu experiencia en ese área. Por otra parte, has aprendido algunos trucos que te pueden facilitar la vida a la hora de generar y filtrar problemas y preguntas iniciales para quedarte con la más adecuados para tus intereses. Me gustaría saber cómo gestionas tu esta fase del planteamiento de una investigación y que aspectos del artículo crees que se podrían aclarar o mejorar. Tu opinión me interesa pues me permitirá crear mejores artículos para que puedas desarrollar tu labor investigadora. Me gustaría que te suscribieses a NeoScientia en el formulario de más abajo. Recibirás todas las actualizaciones del blog en tu email y frecuente material exclusivo para suscriptores. No te lo pienses, si realizas investigación científica este blog es para ti.

>